lunes, 30 de noviembre de 2015

CERRADO PROCESO DE EMPALME EN ALCALDÍA DE TUNJA


TUNJA. Noviembre 30. En acto presidido por los alcaldes entrante y saliente, Pablo Emilio Cepeda Novoa y Fernando Flórez Espinosa, respectivamente, se realizó en el auditorio del CREM el cierre del proceso de empalme de la administración municipal de Tunja.

Además de los alcaldes estuvieron presentes los integrantes de las comisiones de empalme, el contralor municipal y los funcionarios delegados del Departamento Nacional de Planeación y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

En su intervención el alcalde entrante dejó constancia de “haber sido bien atendidos, de haber encontrado buena disposición en todas las dependencias, en los  funcionarios de la Alcaldía municipal, para que se surtiera debidamente el proceso de empalme”.

De otra parte, el alcalde electo expresó preocupación frente a problemas que se avecinan para la administración en distintas áreas, señalando específicamente en educación, salud y lo jurídico.

El texto completo de la intervención del alcalde Cepeda es el siguiente: “La Ley 152 de 1994, Orgánica de los planes de Desarrollo, establece en el artículo 39 “Elaboración”, numeral 2º, que “una vez elegido el Alcalde o Gobernador respectivo, todas las dependencias de la administración territorial y, en particular, las autoridades y organismos de planeación, le prestarán a los candidatos electos y a las personas que éstos designen para el efecto, todo el apoyo administrativo, técnico y de información que sea necesario para la elaboración del plan”.

Mucho después la Ley 951 de 2005, por la cual se crea el Acta del Informe de Gestión, trata lo atinente a la entrega y recepción de los asuntos y recursos públicos.
Estos son dos procesos complementarios  e indispensables para evitar al máximo traumatismos en el manejo de lo público.

El primero de los procedimientos está encaminado a anticipar lo más posible la planeación del desarrollo del siguiente período de gobierno, para lo cual el punto fundamental es permitir conocer a la nueva administración toda la información necesaria. Este es el punto que hoy consideramos ha sido cumplido tanto por la administración saliente presidida por el doctor Fernando Flórez Espinosa como por la entrante, lo cual nos permitirá anticiparnos en la elaboración de la fase diagnóstica del plan de desarrollo.

La circular 018 de 2015 conjunta de la Procuraduría General de la Nación y Contraloría General de la Republica establece que entre noviembre y diciembre deberán adelantarse las sesiones de empalme entre ambos equipos - salientes y entrantes y es a partir del análisis conjunto del informe de empalme que se deberá entregar la información (física y digital), el estado de gestión y los procedimientos de cada una de las dependencias de la entidad territorial al equipo de empalme de la administración entrante, que certificará su recepción, guardando el derecho a revisión establecido en la normativa correspondiente.

En consecuencia, hoy certificamos el recibo de la información acorde al Instructivo para el Proceso de Empalme de los Mandatarios Territoriales 2015 – 2016, elaborado por la Dirección Nacional de Planeación, la Función Pública, Procuraduría y Contraloría General de la República, con el apoyo del PNUD. Información que seguiremos estudiando y aprovechando tanto para la elaboración del plan de desarrollo Tunja en Equipo como para la prevención de riesgos de inicio del cuatrienio.

Dejamos constancia, además, de haber sido bien atendidos, de haber encontrado buena disposición en todas las dependencias, en los  funcionarios de la Alcaldía municipal, para que se surtiera debidamente el proceso de empalme.

Resaltamos de igual manera que amablemente aceptaron nuestra solicitud de adelantar lo más rápido posible esta etapa, así como el permitir que cada dependencia coordinara la agenda con las personas designadas para el empalme, logrando con ello una alta eficiencia, al estar casi tres semanas de manera constante trabajando en conjunto con nuestra equipo.

En el mes de diciembre seguiremos laborando en el análisis de la información recopilada y seguiremos solicitando de manera esporádica alguna información complementaria o aclaración que nos sea útil para el diagnóstico del plan.

Queda aún pendiente el tema de la entrega en los términos de la Ley 951 de 2005. Hemos acordado con el señor Alcalde Fernando Flórez Espinosa iniciar este proceso el día 30 de diciembre próximo. Temas como el de seguridad de archivos y sus claves, como la relación definitiva del estado contractual y procesos jurídicos, como el estado financiero al cierre de la vigencia, entre otros, no son posibles de adelantar a la fecha por lo que será necesaria su actualización.

Quiero, igualmente, hacer mención de algunos temas que considero importantes:
En lo relacionado con los servicios que deben estar vigentes desde el primer minuto del año 2016, momento para el cual la administración saliente no puede haber comprometido recursos, como tampoco la entrante (vigilancia privada, administración de plazas de mercado, hogar de paso, suministro de combustible, etc.), estamos estudiando conjuntamente con la administración saliente la manera de garantizar la continuidad y permanencia sin generar problemas para la comunidad, ni riesgos legales para quienes entregan, ni para quienes reciben. Estos procesos serán transparentes y pedimos ambas partes que tanto los entes nacionales como los órganos de control nos apoyen en la identificación de la fórmula más apropiada.

Advertimos una importante inversión en infraestructura tecnológica, software y desarrollo de procesos en el Municipio, sin embargo, buena parte de ellos están en etapa de implementación o de consolidación o sin uso, por ello aún con baja utilización y aprovechamiento o incluso no integrados, lo cual nos obliga a establecer un importante plan para garantizar su continuidad, revisar su sostenibilidad y asegurar su adecuado aprovechamiento, además de mejorar los niveles de seguridad de la información. Pedimos por ello respetuosamente a la administración saliente dejar una recomendación de evolución sugerida en cuanto a desarrollo de infraestructura tecnológica y sistematización de procesos.

Tenemos preocupación seria en el sector Educación en dos aspectos: el primero, en razón a la decisión nacional de recortar recursos para alimentación escolar en un monto imposible de ser asumido por el Municipio. En 2015 la Nación nos aportó $3.134 millones de pesos de los recursos de alimentación que antes manejaba el ICBF y de esta misma fuente para el año 2016 sólo presupuestó $32 millones, es decir un 1% de lo anteriormente presupuestado, lo cual pone alto en riesgo la alimentación de 12.659 estudiantes. Adicionalmente, el municipio que aportó $2.700 millones, tiene presupuestado para 2016 sólo $900 millones. Hoy, el asunto a definir no es cómo adelantar el proceso contractual para garantizar el suministro de la alimentación escolar desde el inicio de clases, para lo cual hemos recibido la mejor disposición de la Oficina Asesora  de Contratación. El asunto es definir con tan escaso recurso cuáles son los pocos alumnos que se pueden seguir atendiendo.

El segundo aspecto es que por resolución 3386 del 14 de septiembre de 2015, el Ministerio de Hacienda ordenó suspender los giros del Sistema General de Participaciones por concepto de Calidad, ante el incumplimiento del Plan de Mejoramiento. Este año dicho recurso ya está comprometido y en consecuencia el problema será de pago, pero para el año siguiente no lo tendríamos disponible y con él se sostienen los programas misionales obligatorios de educación. Ya iniciamos gestiones con el Ministerio de Hacienda para buscar un nuevo acuerdo, en cuanto a plazo en el plan de mejoramiento, a fin de intentar detener el grave efecto de esta sanción.

En el tema Ecovivienda quedó el compromiso de seguir adelantando el saneamiento contable para poder entregar cuentas a 31 de diciembre. Esta entidad no tiene aún fenecida la cuenta del año anterior. En la parte técnica se sugiere el seguimiento riguroso al cronograma presentado por el contratista de los proyectos de vivienda la Estancia del Roble y Torres del Parque, para su culminación, ya que se concedió un nuevo plazo para la entrega de las obras hasta el 30 de julio de 2016.

Se resalta que en el Tribunal Contencioso Administrativo de Boyacá está en curso el cumplimiento de unas órdenes impartidas a varios sujetos procesales entre ellos el municipio de Tunja, dentro de un incidente de desacato surgido por el presunto incumplimiento del fallo de tutela, proferido por el Tribunal Administrativo de Boyacá, el cual busca la entrega material de los proyectos de vivienda y los inmuebles  a sus beneficiarios. Se evidencia que a pesar que la autoridad judicial ha puesto fechas límites para dicho cumplimiento en la entrega de viviendas, físicamente el constructor no va a cumplir en las fechas establecidas por el Juez.

En el tema Jurídico nos genera alerta importante la existencia de 106 acciones populares que recibe la nueva administración, teniendo a la fecha 57 fallos en contra a los cuales debemos darle cumplimiento, además, hay 15 fallos laborales en contra con pretensiones individuales cercanas a los 50 millones de pesos cada uno, lo cual va a afectar el presupuesto disponible en el próximo Plan de Desarrollo.

Otro tema que se vislumbra importante en la próxima administración es solucionar el problema de legalización de predios dedicados a actividades públicas, cerca de 300, así como el de recuperación del control por parte de la administración respecto a otros como la cancha de fútbol del barrio San Antonio.

Otro reto importante para la próxima administración es el de darle seguimiento al proceso de diseño y construcción de la sede del Hospital local de Tunja en su primera etapa. Existe el contrato 002 de 2011 por valor de $1.905 millones, el cual ha sido suspendido en múltiples ocasiones y a la fecha la única ejecución son los diseños, que están en proceso de aprobación por parte de curaduría urbana. Está además el convenio 058 de junio 23 de 2015, mediante el cual el municipio transfiere a la ESE $2.602 millones para financiar la construcción de la primera etapa de la obra. Este convenio vence el 31 de diciembre de 2015 y a la fecha no se ha iniciado proceso contractual. Se estima que estos recursos son una quinta parte del costo de obra y luego se requiere otro tanto para dotación.

Nos alegra como defensores del medio ambiente -que además es ser defensores de la vida de nuestras futuras generaciones- el hecho de la próxima puesta en funcionamiento de los módulos 2 y 3 de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR. Queda pendiente terminar el módulo uno y solucionar el problema de los costos ambientales –tasas retributivas- que no son transferidos por el no tratamiento durante los años pasados, con impacto en las futuras facturas.

Por último, solicitamos respetuosamente el máximo cuidado, pues aún se adelantan procesos de contratación, a pesar de que en los casos que involucran recursos propios los bienes y servicios deben ser recibidos a más tardar el 31 de diciembre de 2015. A obras como la remodelación del Teatro Suárez y la construcción del Patinódromo en el Barrio San Antonio, a los que es importante hacerles un cercano seguimiento.

Reitero los agradecimientos al Señor Alcalde Fernando Flórez Espinosa y su equipo de Gobierno por la enorme disposición para entregar información, a la doctora Agnery Carreño de la oficina Asesora de Control Interno de Gestión por el seguimiento cercano al proceso, a los funcionarios del DNP y PNUD y, a los Secretarios del despacho, Gerentes, órganos de control por el apoyo durante esta primera etapa que hoy culmina.


Por supuesto, también agradezco su dedicación a los miembros del equipo de empalme de la administración entrante, pues su labor cívica, será un importante soporte para la continuidad en la Administración municipal, así como para empezar a desarrollar la Visión escogida por los ciudadanos: “TUNJA EN EQUIPO”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.